martes, 25 de agosto de 2009

MI PRIMER BESO


Contaba las horas cada día que me levantaba, esperando impaciente el sábado. Sabía que al medio día llegarían mis amigos como todos los fines de semana. En el invierno subíamos a la buhardilla a jugar, contar historias y chistes “verdes” que a los niños con once años ahora les parecerían ridículos. Pero ese sábado era distinto, no era la misma emoción que me embargaba otras veces. Me había puesto mi mejor vestido y los zapatos de charol que tan celosamente guardaba en la caja ,con la consiguiente reprimenda de mi madre ya que decía, que esa era la ropa de los domingos.
Pero no importaba nada porque esa tarde……….iba a volver a verle. En mi mente solo se reflejaba la imagen de ese día en el que jugábamos al escondite en esa pequeña buhardilla
llena de muebles y trastos viejos y él acercándose a mí y dándome un tierno beso. Mis piernas temblaron como nunca, mi cara paso a ser de un rojo intenso y no supe articular palabra alguna. Por que me ruborizaba cada vez que pensaba en ese beso?
Por que solo podía pensar en él?
Al final llego el momento tan esperado. Sonó el timbre de la puerta y allí estaba.
¡¡¡que guapo era!! O al menos a mi me lo parecía.
---Te vienes a jugar?
Quise responder con un si pero se ahogo en mi garganta.
La voz de mi madre obligándome a quitarme esa ropa me saco de mi nube y subí a cambiarme.
Salí a la calle, mis pies no tocaban el suelo. No podía comprender que era lo que me estaba pasando.
Al girar la esquina de la casa me cogió de la mano, me miro y de repente note de nuevo ese dulce beso.
Pensé en las parejas que veía pasear por los caminos que rodeaban la casa y como de vez en cuando se paraban y fundiéndose en un abrazo se besaban.
De repente con voz temblorosa me dijo…………………
--Quieres ser mi novia?
Fue el día más feliz que recuerdo y sobre todo, porque en ese mágico beso descubrí algo a lo que llaman amor.

Gala

4 comentarios:

STEVE dijo...

Esa clase de felicidad sólo puede darla el amor puro e ingenuo que sentías en aquel momento... me has hecho temblar de emoció y de recuerdos.

Precioso relato. Tal vez me anime y cuente mi primer beso... si es que aún lo recuerdo en tiempo y en ingenuidad.

Besos.

Charlie.S. dijo...

es muy muy pero muy tierno :)
me pase por aqui para saludarte
y agradecer tu visita
y ya me puse entre tus seguidores !
besos :)

MaRiLu dijo...

Hola Gala!
Encantada de conocer tu blog, gracias!por guiarme hasta aquí.

Hermoso relato, tierno y lleno de inocencia... ¡el primer beso!, recuerdo el mio... y aun me emociona!
Me gusta la ternura me hace sentir más auténtica... así como son los niños...

Te linkeo y te sigo.
Besitos!

Sofía dijo...

Que hermoso y grato recuerdo de este mágico momento... Gracias por tu visita! Yo vendré también por acá...
Saludos :-)